Bunko Papalote, A.C.

Leer para transformar...

Actividad de Fin de Año en Mese, Morelia.


Por: Karen Domínguez, coordinadora de Bunko Papalote en Morelia.



Compartir la lectura con los niños es algo que siempre me llena de alegría y compartir la lectura con los niños de MESE no es la excepción, el viernes 14 de diciembre tuvimos la oportunidad de disfrutar de un taller de lectura acompañados de mamás, papás y todos los pequeños que asisten regularmente a MESE, fue un taller muy agradable en el cual los niños pudieron disfrutar de une lectura con tema navideño y al término de esta también tuvieron la oportunidad de participar en la elaboración de una actividad plástica navideña la cual les gustó mucho ya que las ideas que aportaron sus padres fueron de gran ayuda  para los pequeños, para nosotras las coordinadoras compartir la lectura y dichas actividades con toda la familia  es una experiencia enriquecedora pues nos permite afianzar la idea de que contar o leer como actividad en familia es algo que nos acerca y nos permite dialogar y conocernos mejor, además de descubrir el mundo, ampliar la mirada y aprender a relacionarnos de maneras más constructivas.





Comentarios

Reseña de la visita de Irene a Zacapoaxtla


Hace algunas semanas Irene tuvo su primera reunión de trabajo del 2013 como parte del programa "Leer para transformar, jóvenes" que llevamos a cabo a través del Child Fund México y otras asociaciones civiles. Les compartimos la reseña que nos hizo llegar.
Por: Irene de Hoyos, coordinadora de Bunko Xalapa

El 7 de febrero me reuní gustosamente con Matías Márquez, Loli Francisco y Juan Carlos Limón en Zacapoaxtla, Puebla, para tener nuestro primer encuentro de trabajo para el 2013. Esta fue la primera de varias reuniones que sostendremos durante el año.
Estas reuniones son parte del seguimiento del segundo año de trabajo del programa "Leer para transformar… jóvenes"  en la organización comunitaria Niños Totonacos A.C. en la sierra norte de Puebla. Como ustedes saben, este programa,  tiene como objetivo principal, ofrecer a los jóvenes un espacio de socialización de la lectura que les permita vivirla como una actividad lúdica, a partir de la cual pueden establecer un diálogo de saberes propios y ajenos con un sentido decolonial e intercultural. Así como brindar los conocimientos necesarios para que ellos puedan coordinar talleres de lectura (dirigidos a niños/as) en su comunidad.
El equipo coordinador, de izq. a derecha: Matías, Loli y Juan Carlos
Las metas trazadas para este segundo año contemplan:
  • Que los jóvenes que actualmente participan en el programa, lean fuera de las bibliotecas de la OC.
  • Creación de talleres de lectura de literatura para niños y jóvenes en los espacios comunitarios de Caxuahcan, Vicente Guerrero y Xonalpu
  • Consolidar un equipo de trabajo que cubra la demanda de talleres de lectura del Programa Leer para Transformar en los diferentes espacios de lectura de la OC.
  • Definir y dar a conocer con claridad el papel del coordinador y de los jóvenes colaboradores dentro del programa Leer para transformar en la OC.
  • Fortalecer al equipo de trabajo que realiza la planeación de sesiones.
  • Que los coordinadores y jóvenes colaboradores se apropien a mayor profundidad de las herramientas teóricas y metodológicas que les permitan impartir talleres de lectura para niños de manera situada en la OC.
Grupo de jóvenes colaboradores en Xalapa


Comentarios

PROYECTO DE TALLERES DE LECTURA EN CONECALLI, XALAPA, VER.



Abril de 2011
Hemos cumplido un año de haber iniciado el “Proyecto de vinculación Bunko Papalote A.C. – Conecalli”. Con este motivo, me dirijo a ustedes para hacer un recuento de este interesante proceso.
Conecalli es una casa hogar para niños ubicado en la ciudad de Xalapa, Ver.  Hemos estado asistiendo con los chicos más grandes de la biblioteca Bunko Papalote de Xalapa a leer a algunos grupos de pequeños de Conecalli.

ANTECEDENTES
Como producto de las últimas reflexiones teóricas del trabajo en la biblioteca, quienes coordinamos Bunko Papalote estamos interesadas en promover estrategias vivenciales que coloquen a las y los grandes de Bunko Papalote en situación de considerar a otros como valiosos. Esperamos que con ello los muchachos beneficien a la comunidad en la que viven, mediante un ejercicio de participación social responsable.

Hemos pensado que si este grupo de niños asiste a leer (a las instalaciones de Conecalli) a los niños del área de maternal, sería para ellos una oportunidad de reflexión constante acerca de qué aspectos es necesario trabajar (tanto de manera individual, como colectiva) para poder llevar a cabo de manera gustosa una actividad en donde otros niños y niñas son más importantes que ellos mismos. Con esto nos referimos a que la atención dejaría de estar en los niños de Bunko Papalote en términos de lo que ellos quieren, les gusta, les divierte, les parece atractivo, y se trasladaría a los niños y niñas del área de maternal de Conecalli (a sus necesidades afectivas, más de cualquier otro tipo).
                                  

OBJETIVOS:
Desde el principio dividimos los objetivos de este programa en dos: unos relacionados con los niños y niñas de Conecalli, del área de maternal (1 a 3 años de edad) y otros relacionados con los/las jóvenes de Bunko Papalote.

En cuanto a los niños y niñas de Conecalli, nos propusimos que:
a)     Disfrutaran la lectura de libros de literatura infantil por parte de los y las grandes de Bunko Papalote.
b)    Conocieran una amplia variedad de libros y álbumes ilustrados del acervo de Bunko Papalote.
c)     Fueran objeto constante[1] de un trato cariñoso, amable y respetuoso por parte de jóvenes. Mediante esta experiencia consideramos que los niños del área de maternal de Conecalli pueden enriquecer la construcción afectiva de su mundo.

En cuanto a los/las jóvenes de Bunko Papalote, nos planteamos que fortalecieran el sentido de aprecio e interés por otros, en dos vertientes:
a)     Por sus compañeros(as) del grupo de grandes de Bunko Papalote. Mediante la reflexión vivencial (y constante también) acerca de:
·      La importancia de la mirada de los otros para resignificar lo que somos
·      Identificación de contradicciones entre lo que decimos y lo que hacemos
·      Identificación de prejuicios personales
·      Reconocimiento de las diversas cualidades de los compañeros(as) gracias a las cuales es posible trabajar juntos por el bienestar de niños de otra comunidad

b)    Por los niños y niñas del área de maternal de Conecalli, a través de:
·      Compartir la lectura, una actividad que conocen y han aprendido a disfrutar, con niños pequeños, en situación vulnerable.[2]
·      Experimentar la satisfacción que genera trabajar por el bienestar de otros, aún cuando se presenten cualquier clase de obstáculos.
·      Convivir con pequeños que necesitan de un trato afectuoso, respetuoso, paciente y constante, como parte importante de su desarrollo psicológico.


EL RECUENTO DE LOGROS Y DIFICULTADES

Con respecto al proceso de los/las chiquitos/as de maternal de Conecalli.
a)     Los niños se han ido familiarizando con el grupo de Bunko Papalote y con la dinámica de lectura de libros del acervo de esta biblioteca. Los chiquitos que se han mantenido en el grupo de maternal,[3] han aprendido con el tiempo a:
-       Poner atención a la lectura en voz alta de los libros.
-       Comentar (de diversas maneras, de acuerdo al desarrollo de su lenguaje) aspectos que les interesan de los libros.
-       Sentarse y ponerse en el regazo un libro para leer.[4]
-       Confiar en los/las jóvenes de Bunko Papalote y a interactuar con ellos/as afectuosamente.
b)    También es notorio su gusto por los libros. Varios niños (hombres particularmente) nos han pedido expresamente que no nos llevemos los libros, que se los dejemos. También nos hacen peticiones muy concretas, como: “¡tráeme uno (un libro) de un gato”. Al respecto hemos empezado a llevarles un libro de regalo cada vez que vamos.[5] Nos gustaría mucho realizar una campaña formal para conseguir un acervo de libros para estos niños, pero para ello necesitamos trabajar en equipo con las autoridades de Conecalli.
Por lo pronto, estamos pensando modificar un poco la dinámica de trabajo y llevar, en cada visita, más libros de los que hemos llevado hasta ahora, para darles a los chiquitos la oportunidad de tenerlos en sus manos y leerlos por sí mismos (además de la lectura de los jóvenes de Bunko Papalote). Ha sido muy interesante cómo la interacción con los niños (sus reacciones, demandas, inquietudes), nos ha permitido ir haciendo las adecuaciones necesarias para trabajar mejor con ellos.

En este rubro me gustaría comentar que todas las señoras que están a cargo del cuidado de los niños de maternal, han sido siempre muy amables y colaborativas. Por otra parte, el personal de seguridad que en un inicio veía al grupo de Bunko Papalote con fría reserva, ha ido transformando su actitud. Ahora son amables y cordiales, lo que nos hace sentir mucho más cómodos a todos.

Con respecto al proceso de los/las grandes de Bunko Papalote.
Los jóvenes que conforman este grupo, han ido cambiando a lo largo del año en que hemos llevado a cabo este Programa.[6]  Los dos compañeros que han mantenido una participación continua y constante, son dos jóvenes con una larga trayectoria en Bunko Papalote (tienen entre diez y once años de asistir a los talleres de lectura de la biblioteca). Hace un año, el grupo estaba conformado mayormente por hombres. Ahora, las mujeres son mayoría. A lo largo de este tiempo el grupo ha variado también en su cantidad de participantes, mínimo han sido seis y máximo once.[7]
Al inicio del Programa, planeamos ir a Conecalli cada quince días. Un lunes iríamos a Conecalli y el siguiente nos quedaríamos en las instalaciones de Bunko Papalote para realizar una “evaluación” de nuestra visita a Conecalli y enseguida tener un taller de lectura con este grupo (en donde se lee un libro corto y se lleva a cabo un juego relacionado con la lectura). En la práctica, en esa sesión en la biblioteca, sólo nos daba tiempo de hablar acerca de nuestras impresiones acerca de la visita anterior a Conecalli. Los muchachos manifestaron entonces su necesidad de tener más tiempo para llevar a cabo un taller para ellos.

Por esa razón decidimos modificar la regularidad con la que asistimos a Conecalli: un lunes iríamos a leer a los niños de maternal, el siguiente llevaríamos a cabo una “sesión de reflexión”[8] y el tercero tendríamos un taller de lectura para ellos. Así, si bien vamos menos veces a Conecalli, los jóvenes de Bunko Papalote tienen un poco de todo: sentido de solidaridad el primer lunes, ejercicio de reflexión el segundo y diversión el tercero. Hasta ahora parece haber sido un acierto. Nadie ha solicitado que este esquema se modifique…
Continuará…


[1]    Por constante, me refiero a que el contacto con los niños/as de Conecalli no ha sido esporádico y sin planeación. Por el contrario,  hemos ido acordando un calendario de visitas que hemos cumplido con gustosa  rigurosidad. Desde el 10 de mayo del 2010, hasta el día de hoy, hemos realizado dieciséis visitas en los días y horarios acordados.
[2]    Si bien se trata de pequeños que tienen todas sus necesidades cubiertas en Conecalli, no dejan de provenir de circunstancias contextuales problemáticas y frágiles, en el sentido social y económico.
[3]    Entre la población de Conecalli hay movilidad  por motivos diversos. Hay niños con los que llevamos trabajando casi un año, y niños que vamos conociendo en cada visita que realizamos.
[4]    En Bunko Papalote partimos de un concepto amplio de lectura y consideramos que estos chiquitos de maternal leen de manera no convencional. Desarrollar esta familiaridad con los libros y la lectura es un paso importante para, en su momento,  leer de manera convencional con seguridad.
[5]    Apenas llevamos dos libros:  Lalo y Lola y Ardilla tiene hambre. Ambos, editados por el Fondo de Cultura Económica.
[6]    En Bunko Papalote también hay movilidad de la población. Hasta donde sé, las razones por las cuales han dejado de ir algunos compañeros/as han sido personales y no se relacionan con la dinámica del taller que incluye las visitas a Conecalli.
[7]    El mínimo se ha determinado por la demanda  por parte de los jóvenes. El máximo, por  parte de Bunko Papalote, debido a la importancia que otorgamos a la interacción cercana entre la coordinadora y los muchachos/as, para promover la reflexión permanente.
[8]    También fue muy interesante cómo pasamos de “evaluar” la sesión que llevábamos a cabo en Conecalli, a hacer una “amplia reflexión”, no sólo de nuestras visitas a esa institución, sino a cualquier elemento presente en la dinámica de trabajo del taller de Bunko Papalote.


Comentarios (1) Mostrar comentarios

Leer para transformar... jóvenes


 Programa Leer para transformar… jóvenes
1.    Antecedentes
Leer para transformar… jóvenes es un programa de formación de coordinadores de talleres de lectura, que Bunko Papalote A.C. está impulsando en la Organización Niños Unidos de Tetitla I.A.P. en el Estado de México, de febrero del 2011, a enero del 2012.[1]
El antecedente de éste, es el Programa Leer para transformar implementado en el 2009 en algunas organizaciones afiliadas al FpNM. Sin embargo, Leer para transformar… jóvenes es un programa diferente, orientado al trabajo con adolescentes y adultos jóvenes.
2.    Objetivos del programa Leer para transformar… jóvenes
2.1  General
Compartir de manera situada (contextualizada) la metodología de trabajo de Bunko Papalote con jóvenes (hombres y mujeres) de una Organización comunitaria afiliada al FpNM, con el fin de formar coordinadores de talleres de lectura para niños.
2.2  Específicos
a)     Ofrecer a las/los jóvenes un espacio de socialización de la lectura que les permita vivenciarla como una actividad lúdica, a partir de la cual pueden poner en práctica saberes cognitivos e interculturales.[2]
b)    Brindar los conocimientos necesarios para que las/los jóvenes puedan coordinar talleres de lectura (dirigidos a niños/as) en su comunidad. Con ello, tienen la oportunidad (eventualmente) de desempeñar una ocupación laboral remunerada dentro de la misma.





3.    Etapas del programa Leer para transformar… jóvenes
El programa de formación de coordinadores de talleres de lectura, Leer para transformar… jóvenes, está dividido en dos etapas.
I.               La primera, estuvo pensada para que participaran cuatro coordinadoras del programa y 117 adolescentes y jóvenes de la Organización Niños Unidos de Tetitla I.A.P. Los jóvenes que participaron en esta etapa tuvieron la oportunidad de experimentar la lectura como una actividad lúdica, a partir de la cual pusieron en práctica saberes cognitivos e interculturales. En la primera etapa, el número de participantes será mayor que el de la segunda etapa.
II.             La segunda etapa del programa implicó una selección de los jóvenes que participaron en la primera. Esta selección se llevó a cabo con base en el interés que los/las muchachos/as mostraron. Así, en esta segunda etapa se trabajará con una población menor que en la primera,[3] en el entendido de que cada uno de los jóvenes que se forme como “coordinador de taller de lectura” estará capacitado para trabajar con grupos de niños desde 4 hasta los 11 años.[4]
4.    Responsables del programa Leer para transformar… jóvenes
La responsable de este programa, por parte de Bunko Papalote, es la Mtra. Aída Araceli Jiménez Orozco.
Por parte de Niños Unidos de Tetitla, el equipo lo encabeza la Lic. en Psic. Albertina Anaya Espinosa. Las colaboradoras son la Lic. en Psic. Sandra Ovando Solórzano, la Especialista en Operación de Microcomputadoras Elizabeth Montoya Ortiz y la Lic. en Fil. Anayeli Franco Rosas.

  1. Algunas observaciones cualitativas.
El programa se va ejecutando conforme a lo planeado. Gracias al gran compromiso del equipo de Tetitla y a los buenos resultados de los talleres de lectura para jóvenes con la metodología de Bunko Papalote, hay una comunidad importante de jóvenes que se reúnen una vez por semana a leer literatura. Este espacio de lectura en grupo les ha permitido hasta ahora a los participantes poner en práctica los siguientes saberes cognitivos e interculturales:
Tipo de saberes
Indicadores
Comentarios
Cognitivos
Leer y dialogar acerca del contenido de libros interesantes de literatura juvenil.
Quienes coordinamos el proyecto, hemos aprendido qué tipo de libros y temáticas prefieren estos jóvenes (novelas históricas y diversas problemáticas juveniles, entre otros). Con los libros para jóvenes adquiridos en este semestre esperamos poder inaugurar el préstamo de libros a domicilio. Hasta ahora esto no había sido posible debido a la escases de material bibliográfico para ese rango de edad.
Apreciar, disfrutar y comprender  la lectura de libros extensos, sin ilustraciones.
Interculturales
Divertirse, conmoverse y dialogar en un clima de respeto acerca de distintos temas, como la muerte de un ser querido y la drogadicción, entre otros.
Establecer un vínculo de confianza y comunicación entre las coordinadoras y algunos/as jóvenes, que se acercan a ellas en busca de interlocutores confiables para hablar acerca de sus circunstancias personales.

  1. Retos para el segundo semestre (agosto 2011 a enero 2012).
-       Incorporar, en calidad de colaboradores, a los jóvenes seleccionados para participar en la etapa II del programa, en talleres de lectura para niños.
-       Hacer posible la visita de este grupo de jóvenes a Xalapa, con el objetivo de que conozcan la operación de los talleres impartidos en la biblioteca de Bunko Papalote A.C. Así como para tener un intercambio de ideas y experiencias entre el contexto de los talleres de lectura para niños de todas las edades en Xalapa y Tetitla.
-       Retomar las diversas inquietudes y propuestas de los jóvenes para organizar talleres de lectura que aún no estén implementados en la Organización (trabajo con niños menores de tres años y por otro lado, adultos, madres y padres de familia)
-       Dar a conocer los resultados finales y alcances de este programa de formación de coordinadores de talleres de lectura para jóvenes.




[1]    Existe la posibilidad de extender a dos años más este proyecto, de acuerdo a los resultados obtenidos al final del ciclo.

[2]    Saberes cognitivos: conocimiento útiles en el contexto global en que vivimos (empleo del razonamiento lógico y expresión oral, entre otros)
Saberes interculturales: experiencias de interacción basadas en el respeto a la diversidad de toda índole. Este tipo de saberes promueven relaciones sociales plurales, participativas, democráticas. La capacidad de reconocer en uno mismo las contradicciones que median entre discurso y práctica, resulta fundamental.

[3]    En cuanto a los jóvenes que no formen parte de esta etapa de trabajo todos/as ellos/as seguirán participando paralelamente, en grupos de talleres de lectura (como los de la primera etapa), bajo la supervisión de los coordinadores de jóvenes, durante el tiempo que dure la etapa dos del programa.

[4]    Calculamos que la población beneficiada de niños, de manera inmediata, a partir del trabajo de los jóvenes será, mínimo, de: 100 niños/as del rango de edad de 4 a 11 años. A mediano y largo plazo, los alcances pueden ser mayores. 
Comentarios