Bunko Papalote, A.C.

Leer para transformar...

Bunko Papalote en la Bebeteca de la 33 Filij



Por: Norma Téllez y Lupita Q. (coordinadoras de talleres con bebés en Xalapa y Morelia)


Este año tuvimos el gusto de participar nuevamente en la Bebeteca de la Filij. Espacio dedicado a compartir la lectura con bebés y niñ@s pequeños. Además con la sorpresa de contar con dos carpas de Bebeteca para atender la creciente demanda de este espacio en la feria.
Es una alegría regresar año con año y ver caras conocidas de familias que no se pierden este espacio y conocer caras nuevas de familias recién estrenadas o algún nuevo hermanito.



Como cada año somos recibidas por un equipo amable, profesional y cálido que nos hace sentir como en casa, además de compañeros de otros proyectos con los que pasamos momentos lindos  compartiendo libros, saberes, experiencias. Un espacio de enriquecimiento mutuo.


Este año además, pudimos compartir con un proyecto hermano en Mérida, Kinakú, quien nos enseñó cómo se hace el ritual Maya del Hetzmek. Una maravilla conocer y compartir en esta gran ciudad más de las tradiciones de nuestro México.



Abrimos la feria compartiendo con maestras de diferentes escuelas nuestra propuesta para trabajar la lectura con bebés. Todas muy interesadas en poder aplicar algo de esto en sus aulas y entender qué es lo que aporta al proceso de apropiación de la lengua, la lectura y la escritura.





Las familias súper cómodas en el espacio disfrutando de la lectura de un cuento, la comunicación y el contacto que espacios como estos nos permiten vivir con nuestros hijos.







Norma leyendo, dialogando y jugando con los bebés y sus familias. Ella nos comparte:

"Participar en Bunko Papalote ha sido una experiencia enriquecedora para mi vida. Leer cuentos para los bebés y sus mamás/papás, jugar con ellos y disfrutar de sus mil y un formas de descubrir y explorar un cuento ha sido toda una aventura. 
La diversidad de los asistentes a espacios como el de la bebeteca, su ritmo de vida, intereses y expectativas abre un sin fin de posibilidades de aprendizaje y de convivencia.
 La manera de leer los cuentos es distinta (y no porque de pronto le broten páginas nuevas al libro) sino porque la dinámica de un evento masivo hace que uno descubra nuevas formas de leerlo y nuevos métodos para compartir e interactuar con los pequeños.





Lupita contándole a un bebé una historia mientras su mamá preparaba el biberón. Cada año llegan bebés más pequeñitos con sus familias para gozar de este espacio lleno de palabras, sonidos disfrutables, cálido, cómodo y seguro.






Lupita leyendo con las familias un libro sobre los papás quienes están cada vez más presentes en estos espacios para la lectura y la primera infancia. Compartieron un libro de Conafe sobre lo que hacen los papás y entre otras cosas, los papás manejan, ya sea coche o bici. Así que invitamos a los papás a llevarnos a algún lado en sus medios de transporte y nos divertimos mucho con el paseo.







Una parte fundamental de nuestra metodología es que el espacio de contacto con la literatura, sea a partir de un libro o una narración, nos permita convivir con otras familias, otras miradas, otras formas de ser y hacer. Por eso nuestros juegos están pensados para interactuar con otros, iguales a nosotros pero diferentes, de los que siempre podemos aprender algo nuevo.
Gracias a todas las familias que asistieron a nuestros talleres. Pasamos momentos inolvidables que se quedan en nuestro corazón, esperando verlos el próximo año.


Comentarios