Bunko Papalote, A.C.

Leer para transformar...

Abril, mes del niñ@, mes del libro... Y ¿qué pasa con los jóvenes y la lectura de literatura?

Por: Lupita Queirolo G.
Coordinadora Bunko Papalote Morelia





Abril, mes del niñ@, mes del libro… Y ¿qué pasa con los jóvenes y la lectura de literatura?

En este mes celebramos en Bunko Papalote el encuentro entre bebés, niñ@s, jóvenes y sus familias, y la literatura -oral y escrita- en cualquier soporte que se presente. Sea una historia narrada de viva voz, impresa en un libro o vista en un dispositivo digital, en Bunko Papalote creemos que la literatura compartida en espacios sociales con una clara propuesta e intencionalidad puede aportar:
-       al desarrollo del diálogo,
-       al reconocimiento y aprecio del valor del otro y de la diversidad
-       a generar -al vivirla como práctica significativa- una postura reflexiva y propositiva que haga de nuestras vidas espacios permanentes de exploración,  introspección, expresión y transformación.

Hoy más que nunca, nuestra participación colectiva nutrida por el sentido de responsabilidad personal es necesaria y está cambiando al mundo. La capacidad de crear y llevar a cabo soluciones viables a los problemas que nos aquejan, depende de nuestra habilidad para imaginar nuevas realidades, y la confianza para llevarlas a cabo. Bebés, niños y jóvenes necesitan espacios de acompañamiento para interactuar con otros, explorar, comunicarse y construir una mirada más amplia de sí mismos y de su realidad.

La literatura es una fuente ancestral no solo de experiencias humanas -ideas, formas de interpretar, sentir, ser y hacer-, sino también un espacio de producción simbólica abierto a todos y que nos compete a todos. Compartir literatura puede invitarnos a crear una visión y voz propia de nuestra realidad que nos permita sentirnos más parte de ella, más involucrados: actores y no espectadores pasivos.
El escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano le da un lugar central a la literatura en nuestras vidas con esta frase:  “los científicos dicen que estamos hechos de átomos pero a mi un pajarito me contó que estamos hechos de historias.”

Los jóvenes y la literatura
La pre adolescencia y la adolescencia, etapas del desarrollo marcadas por cambios físicos y por la incertidumbre de entrar al mundo tan complejo de los adultos, genera en los jóvenes inquietud y ansiedad. Emociones que pueden encontrar salida y alivio a través del contacto con la literatura, poblada con modelos de experiencia y un sin fin de palabras para nombrar y construir su propia manera de vivir esta transición. Además, nosotros los adultos al compartir lecturas con ellos, podemos ampliar las visiones de la realidad a las que tienen acceso a través de los medios de comunicación y la tecnología, y con esto garantizamos espacios de diálogo. La antropóloga Margaret Mead afirma que estos espacios deberán partir de la base de que ambas partes -adultos y jóvenes- comprendan que aun hablando el mismo idioma  a veces las mismas palabras significan distintas cosas ya que cada uno pertenece a una época y circunstancia histórica muy diferente. Pero que si ambos están dispuestos a escuchar y preguntar es posible el inicio de una larga conversación.


Así que los invitamos a compartir espacios de lectura y diálogo: en casa rodeados del amor y cercanía familiar y con nosotros en la biblioteca, en contacto con sus pares, una propuesta literaria amplia y un ambiente de reflexión y creatividad.


Comentarios